viernes, 26 de febrero de 2016

LA SIRENA PIN-UP



Imagen pescada en http://www.loseternautas.com/2012/04/22/1er-spin-off-eternautico-ahh-pin-ups-feliz-cumpleanos-a-la-reina-de-las-pin-ups/bettie-page-mermaid-2/
Obviamente esta imagen vale más que mil de mis palabras.



LA SIRENA PIN-UP


Son los senos de las sirenas
las redondas caracolas?

Pablo Neruda


Una cosa es que seamos seres mitológicos y otra que estemos exentas de caer en garras de la moda; porque una también ha sido joven, no se crean. Provenir de una familia de origen divino, siempre me incitó a la rebeldía y, además, en aquel tiempo mis primas, las ondinas, trajeron hasta el mar esas costumbres descaradas y urbanitas de decorar sus cuerpos con motivos florales. Para más inri, caí en la red de un marinero tatuador que hizo de mí una capilla sixtina: ¡qué manos tenía ese hombre! Desde luego, con lo mojigatas que éramos por aquel entonces las sirenas, mi cambio de look supuso un auténtico tsunami.

Esos corsés de algas, las marcadas caracolas insinuando el abisal escote,  nuestras escamas de cuero y esos tintes de fantasía que nos traían de estraperlo los mercantes… ¡qué tiempos de cabaret, nos dimos, por las grutas bohemias!

Si hasta me sacaron de portada en aquella revista oceanográfica definiéndome como “protoburlesque de las profundidades”; la verdad que con mi cola de pez-leopardo no necesitaba ni mis cantos para tentar al naufragio.

Hoy, ya aburguesada como mascarón de proa, ¡hay que ver qué recuerdos me vienen con la espuma de las olas!

jueves, 25 de febrero de 2016

LOS PEZONES ANARQUISTAS


La pintora Carmen Martín preparando su exposición "Para Elisa"
sobre la maternidad.


LOS PEZONES ANARQUISTAS

A Rafael Franquelo,
por tus versos libertarios.

Nathalie Dupont sorprendió al mundo del arte cuando decidió utilizar sus pezones como pinceles. Si fue una apuesta técnica, un puntapié a lo establecido o una reivindicación más honda no quedó del todo claro.

Pintura en éxtasis: así denominó su nuevo estilo; y bien pensado, sí que tenían un aire ascético como de comunión erótica, sus pinturas.

¿Qué diferencia sus cuadros de las técnicas tradicionales? Pues unos decían que sus pinceladas albergaban rasgos alimenticios, casi, casi, como de leche materna, otros se decantaban por un efecto de unión mística entre el niño que somos y el cosmos al que pertenecemos (la escuela filosófica de Königsberg, ¡quién si no!) y los exégetas más radicales abogaban por  la vuelta a un primitivismo radical, de huella desnuda en el camino. 

Jackson Pollock -dicen que por celos- compró toda la obra vanguardista de la pintora y la encerró en un cuadro de cristal, donde sigue, lúbrica y libertaria, pintando acuarelas con sus pezones. Si ustedes pasan por su casa-museo en Springs no duden en visitarla: ¡es todo un cabaret!


miércoles, 24 de febrero de 2016

AZUL




AZUL

Azul acero, acuático, arándano,
azul bebé, azul blues.

Azul Caribe, celeste, azul Chagall,
azul chillón, azul curaçao, azul cosmos,
azul de Delft, de Copenhague, de China.

Azul de medianoche, azul de niño, azul de París,
de Prusia, de Sèvres, de ultramar.

Azul egipcio, azul eléctrico, azul e-mail,
escarcha, esmeralda,  espuela,
azul Europa.

Azul grisáceo, azul glaciar.
Azul hielo, hierro, humo.
Azul iris, azul Jacinto, azul laguna.

Azul lapislázuli, lavanda, azul loza,
azul Lufthansa.
Azul marina, marino, azul metálico,
azul montaña.
Azul neón, niebla, azul nocturno,
azul nomeolvides.

Océano, ocular, ópalo,
azul original.

Azul pálido, azul pastel, azul pavo,
azul permanente, azul piloto, azul porcelana,
azul príncipe, azul profundo.

Azul real.

Azul tejano, tinta, tráfico, azul tormenta.

Azul uniforme, azul universal, azul de ultratumba.

Azul verdoso, azul Vermeer, azul Virgen.

Azur, bleu, azulete, cian,
índigo, turquesa, turquesa cobalto,
color de la zarzamora…

(y en todo este catálogo de azules,
me sigues faltando tú)